Podemos definir la Terapia Breve como: "el arte de resolver complicados problemas mediante soluciones aparentemente simples".

La Terapia Breve surge como un nuevo Modelo de Intervención Terapéutica dentro de la Psicología actual para modificar los problemas que puedan aparecer en nuestra vida de la manera más rápida y efectiva. El principal objetivo es transformar la tendencia que tenemos a quedarnos bloqueados ante algunas situaciones, consiguiendo beneficios en un breve espacio de tiempo.

El OBJETIVO de la INTERVENCION en TERAPIA BREVE consiste en interrumpir el círculo vicioso que se ha creado entre las soluciones intentadas por el paciente y la persistencia del problema. Intentamos entender "como funciona" ese problema y no "por qué existe". Esto permite avanzar hacia intervenciones más rápidas y eficaces. Una vez que conseguimos interrumpir el "mas de lo mismo" habremos conseguido abrir una vía hacia el futuro y al verdadero cambio.

La EFICACIA de la intervención terapéutica está representada por la resolución del problema específico del paciente. Este criterio es fundamental ya que representa la capacidad del Modelo no solo para resolver un problema sino para hacerlo en un periodo breve de tiempo. Esto es lo novedoso de la Intervención frente a otros modelos de terapia de larga duración.

El objetivo no es determinar como los problemas pudieron formarse, sino como éstos se mantienen y se agravan. Si se quiere realizar un CAMBIO EFECTIVO y rápido, hay que liberar la persistencia de un problema y no reconstruir sus causas en el pasado, ya que de todas formas éste no podrá ser cambiado.

Los problemas se originan y permanecen por el modo en que las personas perciben y abordan las dificultades normales de la vida. Las personas suelen persistir en acciones que inadvertidamente mantienen los problemas. Las soluciones intentadas que cada persona pone en marcha para solucionar sus problemas, quizás no generen ningún cambio pero puede llegar a exacerbarlo y a mantenerlo. Dicho problema se agrava mientras se aplican de modo repetitivo y creciente soluciones del tipo "mas de lo mismo".

En las primeras sesiones se recoge la información del paciente y se intenta definir de forma clara el Problema que está dificultando su vida. Desde el enfoque de la Terapia Breve, el terapeuta en vez de adoctrinar al paciente con su teoría y su lenguaje, trata de entrar en su lógica y usar el mismo lenguaje y sus mismos modelos de representación del mundo, con el fin de eludir las resistencias al CAMBIO.

Después de haber acordado los objetivos de la Terapia con el paciente, el terapeuta le prescribe "tareas" que éste debe realizar para las siguientes sesiones y que tienen como objeto la eliminación de los síntomas. Se enseñan diferentes estrategias o técnicas para superar las dificultades que el paciente presenta. El entrenamiento en dichas técnicas es muy importante ya que cuanto más se practique, mejores resultados se obtendrá. Una vez se generalicen las nuevas estrategias y comiencen a formar parte de la vida del paciente el problema comenzará a desaparecer.

La primera fase del tratamiento ocupa un papel importante, que consiste en abrir nuevas perspectivas al paciente para resolver el problema. Según el problema presentado y la exigencia del paciente las sesiones serán semanales o quincenales. Los primeros objetivos propuestos han de ser muy pequeños, pero lo suficientemente significativos como para que el nuevo estado de cosas empiece a hacerse evidente y libere mucha de la presión que estaba soportando. Cuando esto suceda las sesiones se irán espaciando en un horario flexible acordado entre paciente y terapeuta.

El terapeuta intentará diseñar nuevas formas de comportamiento en el presente, que permitan al paciente iniciar una vía de cambio efectivo, ayudándole a desarrollar cambios concretos en las situaciones indeseables específicas que está padeciendo. Muchas veces mediante un plan estratégico bien pensado y aplicado se pueden resolver, en tiempos cortos, problemas y trastornos que se venían arrastrando desde hace años.

Para conseguir un CAMBIO se tiene que recorrer un largo camino, pero hay que hacerlo paso a paso. Los objetivos terapéuticos acordados entre el paciente y el terapeuta han de ser pequeños para que puedan llegar a alcanzarse sin demasiado esfuerzo, pero lo suficientemente significativos como para que él los pueda apreciar y mantener. El desarrollo de nuevos hábitos (estrategias) requiere la práctica repetida de determinadas acciones. Todo cambio requiere un tiempo de adquisición y asentamiento.

 

Definición

Podemos definir la Terapia Breve como: "el arte de resolver complicados problemas mediante soluciones aparentemente simples".

La Terapia Breve surge como un nuevo Modelo de Intervención Terapéutica dentro de la Psicología actual para modificar los problemas que puedan aparecer en nuestra vida de la manera más rápida y efectiva. El principal objetivo es transformar la tendencia que tenemos a quedarnos bloqueados ante algunas situaciones, consiguiendo beneficios en un breve espacio de tiempo.

Teniendo en cuenta una rigurosa metodología de investigación empírico-experimental, el Enfoque Estratégico en Psicoterapia representa una perspectiva revolucionaria respecto a los modelos convencionales de intervención psicoterapéutica. Una característica distintiva de este Modelo de Terapia es su capacidad para producir los PRIMEROS CAMBIOS en tiempos breves, incluso en casos de trastornos muy enraizados en el tiempo.

Todo esto contradecía con la visión tradicional psicoanalítica, los profesionales que vieron una nueva alternativa con la Terapia Breve tuvieron que luchar contra una rígida y dominante tendencia de los tratamientos de larga duración que predominaban en aquel momento.

El primer Modelo Estratégico surgió en los años 60 en el Mental Research Institute (MRI) de Palo Alto (California), desarrollando lo que hoy se conoce en el mundo entero como Modelo Palo Alto, generando un cambio radical en la Psicoterapia , al desarrollar un Modelo breve, simple y eficaz.

Se comienza a trabajar de forma diferente, con una actitud más activa ante el paciente y estableciendo con él una alianza terapéutica, considerando que sin esa relación empática el proceso terapéutico se alarga y no se produce el CAMBIO. Hasta ese momento en los tratamientos de intervención los terapeutas eran pasivos y dejaban hablar al paciente, éste a su vez al escuchar su conflicto debía llegar a comprender lo que le pasaba.

Desde la nueva perspectiva se considera que:

  • No hay que buscar causas profundas en los problemas, ni llegar al "insight" para resolverlos. No se hace necesario indagar en el pasado y buscar el "porqué" del problema, pero sí hay que conocer "Como" funciona y que es lo que hace que se siga manteniendo en el presente.

Los problemas humanos son fruto del sistema de percepción de la realidad de cada persona:

"...No existe una realidad verdadera, sino tantas realidades como se puedan inventar..."

  • Se da gran relevancia al paciente, al considerar que son las mismas personas que tienen los problemas los que también tienen los recursos necesarios para realizar los cambios. El paciente es cooperador en su recuperación y no alguien resistente al CAMBIO.

"...solo el dueño del problema puede darle solución..."

"...Cada persona es un ser único. Por lo tanto la Psicoterapia debería formularse en la búsqueda de esa individualidad y peculiaridades de las necesidades de cada uno, más que apoyarse en hipotéticas teorías sobre la conducta humana..." (Milton Erickson).

Con frecuencia lo que construye un PROBLEMA y lo mantiene es lo que las personas hacen para resolverlo. Una tentativa de solución que no funciona, si es reiterada, no solo no resuelve el problema sino que lo complica, generando un circulo vicioso, en el interior del cual lo que se hace para cambiar alimenta la persistencia de lo que debería ser cambiado . Buena parte de los problemas se derivan de la manera en que cada cual interpreta la realidad de su situación

"...No son las cosas en sí las que deben preocuparnos, sino las opiniones que de ellas nos formamos..."

Objetivos

El OBJETIVO de la INTERVENCION en TERAPIA BREVE consiste en interrumpir el círculo vicioso que se ha creado entre las soluciones intentadas por el paciente y la persistencia del problema. Intentamos entender "como funciona" ese problema y no "por qué existe". Esto permite avanzar hacia intervenciones más rápidas y eficaces. Una vez que conseguimos interrumpir el "mas de lo mismo" habremos conseguido abrir una vía hacia el futuro y al verdadero cambio.

Si bien la Terapia Breve como lo indica su nombre, implica tratamientos mucho más cortos respecto a otras técnicas tradicionales en Psicología, esto no significa que la Terapia Breve sea fácil. Su principal enfoque involucra cambiar de una forma de pensar lineal (causa-efecto) a uno sistémico (sistemas, subsistemas y sus interacciones), es decir, no se trata al individuo y su problema en forma aislada, sino que se le considera dentro de su contexto actual y sus interrelaciones. Esta filosofía es la que permite a la Terapia Breve aplicarse adecuadamente tanto al tratamiento de familias, como de parejas, individuos, u otros sistemas de interacción humana.
    
Desde este enfoque nos centramos en las "soluciones intentadas" tratando de detener e incluso invertir el tratamiento usual que ha servido para exacerbar la situación, por más lógico que ese tratamiento parezca. Se parte del supuesto de que una vez bloqueado el circuito de retroalimentación que mantiene el problema, se tiene acceso a otras conductas más adaptadas.

Desde el enfoque estratégico en Terapia Breve se recomendaría:

"..si no tienes éxito la primera vez, puedes intentarlo una segunda, pero si vuelves a fracasar intenta algo diferente..."

En la Terapia Breve Estratégica el concepto de CURA no es considerado como la conquista de un estado de absoluta ausencia de problemas (lo cual es improbable), sino como la superación del problema específico vivido por el paciente en aquel preciso momento y contexto de su vida.

"...la meta no está tan solo en resolver problemas sino en evitar que estos se vayan repitiendo..."

Eficacia

La EFICACIA de la intervención terapéutica está representada por la resolución del problema específico del paciente. Este criterio es fundamental ya que representa la capacidad del Modelo no solo para resolver un problema sino para hacerlo en un periodo breve de tiempo. Esto es lo novedoso de la Intervención frente a otros modelos de terapia de larga duración.

Los terapeutas estratégicos centran su atención en las soluciones intentadas por el paciente tratando de bloquearlas o invertirlas. Los enfoque son directivos, en cuanto al paciente o a la familia, se les dan ideas o incluso instrucciones sobre como comportarse en determinadas situaciones, A veces se proponen cambios específicos en las conductas y otras veces que los cambios sean evitados o pospuestos.
En la Intervención de la Terapia Breve se atiende esencialmente a fenómenos observables y se relaciona con la creencia de que los problemas son producidos y mantenidos por el propio paciente.

Desde este Enfoque el terapeuta persigue cambiar la perspectiva que tienen los pacientes de sus problemas y síntomas actuales y no caer en el conocimiento profundo del paciente y de las causas que le han llevado a dicha situación. Esta forma de abordaje en la que se focaliza el problema permite una resolución más breve y eficaz.

Los Enfoques Estratégicos tienen una aplicabilidad muy amplia, ya que en la Terapia Estratégica se diseña un plan terapéutico específico para cada persona y problema.

A lo largo de estos años de desarrollo del Enfoque se han ido recogiendo en numerosos estudios una amplia gama de desordenes que se han tratado muy eficazmente desde este Modelo.

En los últimos 20 años se han llevado a cabo tratamiento altamente eficaces para los trastornos fóbicos-obsesivos, así como los relacionados con los trastornos en la alimentación.

Programación de sesiones

El objetivo no es determinar como los problemas pudieron formarse, sino como éstos se mantienen y se agravan. Si se quiere realizar un CAMBIO EFECTIVO y rápido, hay que liberar la persistencia de un problema y no reconstruir sus causas en el pasado, ya que de todas formas éste no podrá ser cambiado.

Los problemas se originan y permanecen por el modo en que las personas perciben y abordan las dificultades normales de la vida. Las personas suelen persistir en acciones que inadvertidamente mantienen los problemas. Las soluciones intentadas que cada persona pone en marcha para solucionar sus problemas, quizás no generen ningún cambio pero puede llegar a exacerbarlo y a mantenerlo. Dicho problema se agrava mientras se aplican de modo repetitivo y creciente soluciones del tipo "mas de lo mismo".

Lo que puede llegar a mantener UN PROBLEMA es la aplicación continuada de estos intentos de solución, erróneos o frustrados, que entonces se convierten en el problema en sí.

    
"..el problema real, lo que hay que cambiar, es la solución ineficazmente intentada..."

Desde la TERAPIA BREVE se hacen intervenciones focales destinadas a romper el circuito que se crea entre las "soluciones intentadas" por los pacientes y la persistencia de sus problemas.

Recogida de información

En las primeras sesiones se recoge la información del paciente y se intenta definir de forma clara el Problema que está dificultando su vida. Desde el enfoque de la Terapia Breve, el terapeuta en vez de adoctrinar al paciente con su teoría y su lenguaje, trata de entrar en su lógica y usar el mismo lenguaje y sus mismos modelos de representación del mundo, con el fin de eludir las resistencias al CAMBIO.

"...si lo que haces no funciona no creas que eres incapaz, simplemente prueba a hacer algo diferente y observa lo que ocurre..."

Objetivo Terapéutico. Nuevas Estrategias

Después de haber acordado los objetivos de la Terapia con el paciente, el terapeuta le prescribe "tareas" que éste debe realizar para las siguientes sesiones y que tienen como objeto la eliminación de los síntomas. Se enseñan diferentes estrategias o técnicas para superar las dificultades que el paciente presenta. El entrenamiento en dichas técnicas es muy importante ya que cuanto más se practique, mejores resultados se obtendrá. Una vez se generalicen las nuevas estrategias y comiencen a formar parte de la vida del paciente el problema comenzará a desaparecer.

La primera fase del tratamiento ocupa un papel importante, que consiste en abrir nuevas perspectivas al paciente para resolver el problema. Según el problema presentado y la exigencia del paciente las sesiones serán semanales o quincenales. Los primeros objetivos propuestos han de ser muy pequeños, pero lo suficientemente significativos como para que el nuevo estado de cosas empiece a hacerse evidente y libere mucha de la presión que estaba soportando. Cuando esto suceda las sesiones se irán espaciando en un horario flexible acordado entre paciente y terapeuta.

El terapeuta intentará diseñar nuevas formas de comportamiento en el presente, que permitan al paciente iniciar una vía de cambio efectivo, ayudándole a desarrollar cambios concretos en las situaciones indeseables específicas que está padeciendo. Muchas veces mediante un plan estratégico bien pensado y aplicado se pueden resolver, en tiempos cortos, problemas y trastornos que se venían arrastrando desde hace años.

Para conseguir un CAMBIO se tiene que recorrer un largo camino, pero hay que hacerlo paso a paso. Los objetivos terapéuticos acordados entre el paciente y el terapeuta han de ser pequeños para que puedan llegar a alcanzarse sin demasiado esfuerzo, pero lo suficientemente significativos como para que él los pueda apreciar y mantener. El desarrollo de nuevos hábitos (estrategias) requiere la práctica repetida de determinadas acciones. Todo cambio requiere un tiempo de adquisición y asentamiento.

Centro de Terapia Breve CTB
C/ Goya 57 (28001) Madrid
(+34) 669 39 69 76
Mª José Canales García Psicóloga clínica.
Nº de Colegiada M-04999